Contacta con nosotros

BENEFICIOS DE UN CENTRO DE DÍA PARA MAYORES

Envejecimiento activo ¿Qué es un Centro de Día?

Un Centro de Día es un espacio de acogida diurna para personas, generalmente a partir de 60 años, y con cierto grado de dependencia física o psíquica.

A menudo se trata de personas que, sin llegar a ser totalmente dependientes, requieren de distintos niveles de ayuda para realizar las actividades de la vida diaria.

Las exigencias personales y laborales de los cuidadores hacen que en muchos casos pasen el día solas en casa sin apenas actividad, lo cual provoca un mayor aceleramiento en el deterioro de sus capacidades.

Lo que ofrece un Centro de Día a este perfil de usuarios es una posibilidad alternativa a quedarse en casa, aportando una serie de rutinas muy enriquecedoras que ayudan a potenciar y mantener el máximo grado de autonomía de la persona, la posibilidad de compartir e interactuar con otros usuarios, disfrutar del día a día compartiendo actividades, aficiones e intereses, en definitiva, mantenerse activo.

A su vez proporciona apoyo a los familiares o cuidadores principales aportándoles tranquilidad y respiro.

Beneficios y ventajas de los Centros de Día

Para los usuarios

  • Acompañamiento, los usuarios se encuentran acompañados y se sociabilizan con otras personas, lo que mejora su autoestima y calidad de vida.
  • Rutinas, los usuarios se obligan a salir de casa y adoptar una serie de rutinas que les ayudan a mantenerse activos física y mentalmente.
  • Actividad, se mantienen activos a través de las actividades realizadas en el centro en las que se trabajan entre otras cosas la estimulación cognitiva y la motricidad, que les ayudan a mantener sus capacidades y autonomía.
  • Seguridad, se encuentran acompañados durante todo el tiempo de profesionales que velan por su seguridad y están disponibles para atenderles en todo lo que necesiten sin interferir en las actividades en las que puedan desenvolverse de forma independiente.
  • Vinculación con su núcleo familiar, se benefician de todas las actividades y terapias realizadas en el centro sin renunciar a seguir viviendo en su hogar.

Para la familia o cuidadores

  • Conciliación, aporta a las familias la tranquilidad y confianza de que su familiar se encuentra bien atendido, seguro y estimulado, lo cual facilita la conciliación familiar, personal y laboral.
  • Descanso, el cuidado de una persona durante 24h al día puede llegar a ser agotador y afectar gravemente en la relación familiar y salud física y mental de los cuidadores. La asistencia a un centro de día proporciona un respiro familiar que beneficia a ambas partes.
  • Flexibilidad, se pueden elegir los días y horas de estancia en función de las necesidades de cada familia.
  • Higiene, a veces los domicilios no están adaptados o los familiares no disponen del tiempo o los recursos necesarios para atender correctamente las necesidades de higiene de los usuarios, en estos casos los centros proporcionan un valor añadido ofreciendo este tipo de servicios.

Perfil de los usuarios de un Centro de Día

El perfil de las personas usuarias de un Centro de Día es generalmente de mayores de 60 años, aunque dependiendo de las circunstancias familiares y del usuario pueden acceder personas de menor edad.

El nivel de dependencia puede variar entre leve, moderado o grave y deberse a limitaciones de tipo físico, cognitivo o funcional.

No obstante, es conveniente consultar siempre cada caso particular con el centro, ya que distintos centros pueden tener requerimientos distintos de acceso.

Precios de un Centro de Día

Los precios de acceso a un Centro de Día varían en función del tipo de centro, pudiendo ser de tipo público, privado o

También dependerán de las necesidades del usuario y la familia, ya que generalmente se ofrece desde el centro flexibilidad en cuanto a días y duración de la estancia, lo cual variará el precio mensual al que se debe hacer frente.

A la hora de elegir un centro, es importante valorar todo en su conjunto (servicios, instalaciones, personal, precio, flexibilidad, actividades, ubicación…) y no guiarnos solamente por el precio para tomar la decisión más adaptada a nuestra familia, cabe tener en cuenta que al margen del tipo de centro al que se desee optar existe la posibilidad de solicitar ayudas económicas al tener reconocida una situación de dependencia.

En el caso de los centros públicos y adheridos el precio dependerá de lo establecido por cada Comunidad Autónoma.

En el siguiente enlace se puede consultar el precio diario de acceso a un Centro de Día establecido por la Diputación Foral de Bizkaia.

¿Como solicitar plaza pública en un Centro de día?

  • Solicitar valoración de dependencia (La Orden Foral que resuelva la valoración deberá indicar el centro de día como recurso más idóneo.)
  • Aportar documentación económica requerida.
  • Esperar concesión de la plaza.
  • En caso de necesitar de forma urgente el servicio de Centro de día se puede optar por comenzar de forma privada hasta que se resuelvan los trámites anteriores.

¿Cómo es el día a día de nuestro Centro?

El día comienza con la recogida del usuario en su domicilio o lugar acordado en los casos en los que se haya contratado el servicio de transporte, o bien, con la llegada del usuario al centro a la hora acordada.

El régimen alimenticio que se ofrece es el desayuno, la comida y la merienda, pudiéndose optar igualmente por las cenas. De forma general para los usuarios que pasan toda la jornada en el Centro, a su llegada se ofrecerá la posibilidad de desayunar o bien compartir con el resto de usuarios alguno de los espacios de lectura o debate al inicio de cada jornada.

Después del desayuno se realizan actividades para facilitar la ubicación espacio-temporal de los usuarios, a través de nuestro tablero de orientación y distintas dinámicas lideradas por el personal terapeuta.

Todas las mañanas se dedica un tiempo (que se adaptará al estado anímico y del interés de los usuarios) a realizar actividades de ejercicio físico y movilidad.

Antes y después de la comida se realizan todas las actividades y talleres programados para el día, algunas de las cuales detallamos en el siguiente punto.

La participación de los usuarios en las actividades será fomentada y guiada por el personal terapeuta, pero la participación será siempre voluntaria para los usuarios, que disponen de diversas alternativas durante su estancia en el centro (cine, tv, biblioteca, dibujo, espacios de debate y sociabilización, herramientas multimedia, descanso, etc).

Las actividades varían y se adaptan continuamente a las características e intereses de nuestros usuarios, y, además, siempre que la situación sociosanitaria lo permita se realizarán talleres que conecten a los usuarios con el entorno (salidas, actividades de integración comunitaria…) y con el presente (festividades, tradiciones locales…).

El día en el centro termina con una merienda y despedida del grupo, volviendo a sus casas según las modalidades elegidas en cada caso (con transporte propio, por medios del centro).

A parte del día tipo resumido en las líneas anteriores, en el centro disponemos de muchos otros servicios, tales como peluquería, baños, fisioterapia, acompañamiento, servicio médico, …

Actividades de nuestro Centro de Día

  • Estimulación cognitiva: Actividades destinadas a mantener y mejorar las funciones cognitivas de la persona (razonamiento, lenguaje, memoria, atención), se realizan a través de juegos, talleres y actividades en entorno digital.
  • Estimulación sensorial: Se trabaja la estimulación de todos los sentidos a través de actividades prácticas y reales que alternan momentos de estimulación y calma.
  • Motricidad: Actividades dirigidas a mejorar las capacidades motrices en las que se trabaja la motricidad fina, gruesa, fortalecimiento físico y concentración con el objetivo de mantener la máxima autonomía en el desempeño de las actividades básicas de la vida diaria del adulto.
  • Ejercicio físico: Actividad física adaptada a las condiciones y necesidades de los usuarios que les ayuda a incrementar su calidad de vida a través de la mejora de sus condiciones funcionales de fuerza y equilibrio.
  • ABVD: Actividades básicas de la vida diaria que favorecen el mantenimiento del máximo nivel autonomía de las personas.
  • Reminiscencia: Actividades dirigidas a reactivar los recuerdos y vivencias de los usuarios que les ayuden a estimular la memoria, la atención y el lenguaje. Se trabajan a través de los distintos sentidos (olores, fotografías, música, sabores, objetos…)
  • Asambleas: Se trata de un espacio destinado a compartir en grupo las diversas opiniones sobre un tema expuesto a debate, pero también una vía adicional a través de la que exponer al terapeuta las inquietudes e intereses particulares de cada usuario.
  • Actividades lúdicas: Conjunto de actividades a realizar de forma individual o en grupo que responden a los intereses y aficiones de los distintos usuarios (lectura, manualidades, cocina, juegos de mesa, musicoterapia, cine…).
Call Now Button657 703 066